sábado, 22 de agosto de 2015

Cita moderna


Se conocieron en una discoteca o mejor dicho en un pub de esos donde el volumen de la música supera el de las cuerdas vocales de cualquier ser humano. Pero no importa; se intercambiaron el numero de teléfono porque se gustaron físicamente (vamos, el rollo de siempre). 
Al día siguiente, en muchos casos después de la resaca, en este no, se acordó de la chica de anoche...estaba buena, no por otra cosa! Le escribe por el Whatsapp ( una innovación espectacular gratis y encima te libra de la vergüenza ajena). 

-Hola! Soy el chico de anoche al que le diste el numero de teléfono! (esperando a que la chica se acuerde)
( 1h después llega la respuesta ting-ting)
-Hola! Ahhhh si, como no me voy a acordar....me tiraste el cubata encima casi
-Lo siento! Te apetece quedar esta tarde? 
( 30 minutos : voy no voy? Que hago? Voy, por conocer no pasa nada)
-A las 18:00h puedo si quieres! dice ella
-Vale! Nos vemos delante del pub de anoche! 

Nada de venirte a buscar en tu casa, o al menos delante de tu casa o en la esquina. Para que?! Si la chica no es mi novia...Ella llega en el lugar indicado y como el colmo le tiene que esperar 10 minutos. No tendría que ser él?! Apenas se ve un Seat negro llegando y se escucha una música de radio al máximo ( discreción descansa en paz). Del coche baja el chico con unos vaqueros de esos que llegan hasta la rodilla que no sabes si es que se le han caído o es el modelo del pantalón o tal vez quiere enseñar su Calvin Klein. Por supuesto que no falta la gorra para completar al bad boy. Nada de rosa, o algún detalle, solo lleva el smartphone en la mano. Y tal vez es normal para la primera cita pero es que ni la primera, ni la tercera y aún menos la ultima jajajaj. Además con una flor o un chocolate siempre aciertas, pero para que?! Si hoy en día ni hasta las chicas quieren. Tienen gustos de lujo o directamente están tan acostumbradas a no recibir nada que cuando reciben no saben como reaccionar y creen que tienen que pagar la atención. Se pasean por el largo de la playa y la conversa se resume a "como te lo pasaste ayer?", "trabajas o estudias?", "tienes novio?". El dialogo resume 3-4 frases cortas, ni hablar de profundizar en la conversa y encontrar temas comunes. Podrían soltarse hablando del ultimo libro leído pero como soltarse si el primero y el ultimo es Las 50 sombras de Grey. Es mas fácil hablar de las ultimas relaciones y criticar a tu ex.Para parecer mas interesante, ya que de punto de vista conversa no lo es, le propone de ir a tomar algo. Le propone, no la invita ya que cada uno saca sus 2 euros del bolsillo para pagar sus refrescos: Coca Cola él, Nestea ella. Y en un final se despide con un "hablamos por el whatsapp". Es como si dijeras si te hablo es que me has gustado si no, pues...ya se entiende. Ni siquiera un vas muy guapa, me gusta tu sonrisa, me gustaría volver a verte, NADA. Quedamos a la merced del Ave el WhatsApp.
Y claro, ella se volvió con su coche a casa pensando como se encontraron sus padres y en la primera cita que le contó su madre y en la historia de amor que había leído en la ultima novela de Alejandro Dumas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada